La cereza en la cocina es útil y decorativa

 

Esta variedad también es muy apropiada para ensaladas estivales o para la preparación de coloridas macedonias. Con las más neutras, se pueden elaborar tartas, mausses y sorbetes de sabores suaves y refrescantes.
Las más ácidas, como las guindas, resultan adecuadas para cocinar, preparar salsas y para la elaboración de conservas y mermeladas.

 

Esta fruta combina muy bien con especias dulces, como la canela, la vainilla o el clavo de olor, y también con los cítricos en general.

 

Combinada con chocolate es una delicia, como queda demostrado en el clásico pastel alemán selva negra. En la cocina vegetariana se pueden preparar también exquisitas recetas, con un singular toque agridulce, simplemente guisando con cebolla, cerezas, pasas y buen vinagre.